martes, 27 de septiembre de 2016

Reseña de Una buena chica


DATOS DEL LIBRO:

- Título: Una buena chica
- Autora: Mary Kubuica
- Editorial: HarperCollins
- Páginas: 368
- Género: Thriller, suspense

SINOPSIS:

Una noche, Mia Dennett entró en el bar donde había quedado en encontrarse con un amigo con el que salía de vez en cuando. Pero él no apareció, y Mia cometió la imprudencia de marcharse con un misterioso desconocido. Colin Thatcher parecía en principio un ligue inofensivo. Marcharse con él, sin embargo, acabaría siendo el peor error que había cometido en toda su vida.

Colin decidió llevarla por la fuerza a una cabaña aislada en las montañas de Minnesota en lugar de entregarla a las personas para las que trabajaba. A partir de ese instante, Eve -la madre de Mia- y el detective Gabe Hoffman no se detendrían ante nada para encontrarla. Nadie, sin embargo, podía predecir las implicaciones emocionales que tendría su secuestro y que acabarían por causar el derrumbe de la vida familiar de los Dennett.


OPINIÓN PERSONAL:

Descubrí este libro al hacer la entrada en el blog de “NOVEDADES DE SEPTIEMBRE”, pero no había leído la sinopsis, así que me adentré en el libro sin saber nada acerca de él.
En los primeros capítulos me hice un poco de lío con los personajes y con la historia. Tan pronto hablaba del pasado como del presente, y es necesario leer el título del capítulo para que no te pase eso.


La historia comienza con el final, Mia después de llevar desaparecida varios meses vuelve a casa. Desde la perspectiva de Eve, su madre, Gabe el inspector de policía que lleva el caso, y de Colin, vamos conociendo la historia y todo lo que le ha pasado a Mia desde el día en el que fue secuestrada.
Mia tiene amnesia y no recuerda nada de lo ocurrido de hecho piensa que se llama Chloe. Va a terapia, y junto con algunos pequeños detalles que harán que vaya recordando cosas de aquellos días  vamos conociendo a Mia, descubriendo cómo ha cambiado su vida y cómo ella ya no es la misma.

La relación con sus padres no es muy buena, cuando cumplió los 18 se independizó y a lo largo del año apenas habla con ellos un par de veces. Su familia, su padre y hermana, son unos importantes abogados, por lo que son una familia importante en la sociedad, y deben guardar las apariencias.
Pero llega un punto en el que Eve se cansa, para ella es más importante su hija que lo que puedan decir en las noticias sobre su familia, o cómo podría afectar eso a los Dennet. Mientras que el padre de Mia sigue centrado en su trabajo y en intentar apartar a los medios de la investigación, Eve junto con el inspector siguen trabajando en cada detalle que les pueda dar alguna pista sobre el paradero de Mía.

"Lo que uno puede hacer tiene un límite" es una frase que engloba muy bien todo el libro. Y es que se descubre lo que una persona es capaz de hacer y hasta qué punto.

Llevaba mucho tiempo queriendo leer un libro de este estilo, en el que desde el principio se sabe el final. Y la verdad es que me ha encantado, tanto la forma en la que está escrita como la historia en general.
Tengo que decirlo: no me esperaba ese final, me ha sorprendido y me ha gustado mucho. 

VALORACIÓN:

9/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario