sábado, 7 de enero de 2017

Frases del libro: El sueño de Ruby


Ya podéis leer la RESEÑA, que hice sobre este libro, ahora os traigo las frases que más me han gustado:
  1. Era como si cada fina hebra de cabello fuera un rubí resplandeciente que se burlase del brillo del sol, como si el fuego se hubiera adueñado de su melena.
  2. Daría lo que no tenía con tal de sentir el roce de su piel bajo la suya.
  3. De ella solo quedó la estela de su perfume y el recuerdo de su carmín.
  4. La vida es un cúmulo de decisiones.
  5. La soledad, el silencio y el dolor, podían empujar al ser humano por un precipicio sin retorno del que mucha gente no podía ni quería salir.
  6. Tal vez no compartían sangre, pero sí corazón y mil y una vivencias que atesoraba con mimo en lo más hondo de su ser.
  7. Esa sonrisa iluminaría hasta el día más oscuro.
  8. A veces a la gente le aparecen unos guantes de boxeo en vez de manos.
  9. Le daba absolutamente igual dejar de respirar en ese momento si solo con eso lograba alargar más aquel beso.
  10. Nunca, ningún hombre le había nublado los sentidos de esa forma.
  11. Llevaba años encerrada en sí misma, demostrándole al mundo que era dueña de sus sentimientos y de su vida.
  12. Era dos mujeres a la vez, una recubierta de hielo, y otra incubando un montón de fuego.
  13. Soy mi propia carga.
  14. Estaba dispuesto a seguir luchando por lo que quería.
  15. Pero la vida era injusta y siempre te arrebataba lo que más ansías.
  16. No era fácil romper con el pasado, pero salir de la zona de confort era el primer paso para conseguirlo.
  17. Y el amor siempre nubla los sentidos de las personas. 
  18. Pero era tan sencillo convertirse en mantequilla ante sus palabras y sus pícaras miradas después de haber probado su boca...
  19. Su memoria era selectiva, pero cuando se trataba de aquella pelirroja parecía recordarlo todo al detalle.
  20. No podía dejarse llevar por el miedo o la excitación cuando su vida y su salario estaban en juego.
  21. Se sentía capaz de volar y tocar la luna con las manos.
  22. De eso iba la amistad, de mantenerse mutuamente a flote.
  23. Si no puedes con tu enemigo, alíate con él.
  24. El dolor que se había instalado en su estómago debía ser parecido a que una bala se hundiera en la piel.
  25. Un mundo de promesas se abría ante sus ojos.
  26. El miedo es una emoción que produce adrenalina en exceso.
  27. Era la clase de persona que no alzaba la voz, pero sus palabras dolían más que si las gritase.
  28. Aquellos brazos eran para ella un segundo hogar.
  29. Los sentimientos eran demasiado propios y personales como para que otro te dijera qué deberías o no sentir.
  30. Se negaba a ser un mero espectador de su vida.
  31. El miedo era su verdadero enemigo.
  32. Sintió cómo se abrasaba por dentro, como si su sangre fuese magma volcánico.
  33. Lo había soñado y prensado hasta desgastar el recuerdo de su sonrisa, de sus besos, de sus caricias y de su voz.
  34. La vida era aquello que pasaba mientras ella se empeñaba en organizarlo todo al milímetro para no volver a sufrir.
  35. Había surfeado las llamas de la pasión y ahora le tocaba caer.
  36. Él le había enseñado a vivir de nuevo.
  37. En el amor tenemos que apostar todo lo que tenemos, aunque sea a nosotros mismos.
  38. No era justo mostrarle la luz al sol a alguien que luego se pensaba mandar de vuelta a un sótano sin ventanas. 
  39. La amistad es un tesoro que cualquier ser humano debería poder tener en su vida, porque amores pueden existir tantos como pedacitos tiene un corazón, pero amigos de verdad había realmente pocos.
  40. Quién más te hace sonreír, será el único con el poder de hacerte llorar de verdad.
  41. Todo el mundo sabe que el rencor mata la confianza que hay en una relación, y termina extinguiendo todo lo bueno que había en ella. 
  42. Solo de pensar en no volver a ver sus ojos o escuchar su voz, notaba que el mundo se abría bajo sus pies. 
  43. El pasado era más alentador que el presente.
  44. Las miradas podían decir más que las palabras.   

Frases del epílogo:

  1. Porque aquello que sentía era amor, amor de verdad. El que te enseña a volar sin alas, el que te enseña que el suelo está más cerca de lo que crees cuando saltas. El que te enseña que la vida todo te da y te lo puede quitar. El que te enseña a reír y a llorar. Es esa clase de amor que hace que antepongas la otra persona a ti.
  2. Él le había enseñado que pensar demasiado antes de actuar no era sano. Y también le había enseñado que no podía actuar impulsivamente sin antes no haber pensado si era buena idea o no. 
Frase de los agradecimientos:
  1. Os prometo que no me rendiré nunca y que, si caigo, me levantaré de nuevo.

Os animo a que leáis el libro. 


2 comentarios:

  1. ¡Holaa! Acabo de descubrir tu blog y me quedo por aqui ;)
    El libro tiene una pinta muy buena y además tiene unas frases preciosas así que me la apunto por si puedo hacerme con ella para ver que me parece a mí ;)
    Un beso y nos leemos <33
    Te dejo mi blog por si quieres pasarte http://deliriumnervosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por seguirme.
      Espero que al final puedas leerlo, ya me contarás.

      Eliminar