ÚLTIMAS RESEÑAS HECHAS

21 de febrero de 2018

RESEÑA: El heredero caído




- Título: El heredero caído
- Saga: Los Rotal, 4
- Autoras: Erin Watt
- Páginas: 280
- Editorial: Oz Editorial


Rivales. Reglas. Remordimientos. Los Royal acabarán contigo. Easton Royal es un triunfador: es guapo, rico e inteligente. Su meta en la vida es divertirse tanto como pueda y nunca piensa en las consecuencias de sus actos. No necesita hacerlo. Pero un día aparece en su vida Hartley Wright, una joven que pondrá su mundo patas arriba. A pesar de sentirse atraída por él, Hartley lo rechaza. Easton no entiende por qué, y eso la hace aún más irresistible. Hartley le dice que tiene que madurar. Y puede que tenga razón. Por primera vez en su vida, la riqueza y la popularidad de los Royal no será suficiente para Easton.


RESEÑALa princesa de papel (1) El príncipe roto (2) El palacio malvado (3)

Easton es el hermano mediano de los 5 Royal, y es por eso que en muchas ocasiones se siente solo e incluso que no encaja en su familia. Su tío Steve era para él un gran referente, pero tras los últimos acontecimientos (en los tres primer libros, los principales de la saga, se explica), tiene que dejar de pensar en él de esa manera. Toda su familia ha sufrido por culpa de su tío y él no puede seguir teniéndole en un pedestal.

Reed se ha ido a la universidad y ahora les toca a Easton y a Ella hacerse cargo del instituto. Sin embargo, a Easton le trae sin cuidado lo que ocurra en su instituto con tal de que dejen en paz a su familia. Él es un Royal, y como tal, siempre consigue lo que quiere.

Pero un día, por circunstancias que descubriréis al leer el libro, Easton conoce a Hartley. Ella es una chica que tras pasar 3 años alejada de su familia vuelve a las clases, y lo que más desea es pasar desapercibida. Sin embargo, con Easton eso no pasa, él siempre es el centro de atención, y todas las chicas siempre están pendiente de él.

Es por eso que en el momento en el que Hartley no cae rendida a sus pies, como lo haría cualquier otra chica del instituto, eso llama la atención del mediano de los Royal. Él quiere acostarse con ella, porque ha visto algo en ella que le ha llamado la atención a pesar de que no es del estilo de chica con el que está acostumbrado a llevarse a la cama. Pero no será fácil, ya que Hartley no quiere de ninguna de las maneras.

Es por eso que llegará un momento en el que Easton se plateará si merece la pena ser solo amigo de Hartley o dejarla escapar ya que no quiere nada con él. Pero Easton es un testarudo y lo quiere todo. No se da cuenta de que puede perder muchas cosas con su manera de comportarse, y no solo hablo de sus amistades.


Hartley es una chica que me llamó la atención desde el primer momento. El hecho de estar en el Astor, posiblemente el instituto más pijo de toda la ciudad, ya decía mucho de ella al no querer destacar, ya que allí es muy difícil pasar desapercibida por la cantidad de víboras que hay. Todo a su alrededor es un poco misterioso. Ella es una chica muy reservada, que le cuesta confiar en los demás, y que por tanto prefiere guardarse sus problemas. Poco a poco iremos descubriendo cosas del pasado de Hartley y la iremos cogiendo mucho cariño. Yo he descubierto a una chica fuerte, y con las ideas claras, que ha tenido que pasar por muchas cosas pero que aún así está dispuesta a todo con tal de cuidar de los suyos.

Una de las cosas que más me han gustado de ella ha sido esa negativa a Easton desde el principio. Porque por mucho que sea rico, sea guapo, y todas las chicas quieran estar con él no todas tienen que caer a sus pies, y eso me ha gustado mucho.

La amistad que empiezan a tener es un poco peculiar, ya que Easton sigue intentando ligar con ella. Y ahí viene la parte que menos me ha gustado de Easton. No entiende un NO por respuesta (aquí me recordó un poco a Reed, aunque creo que a todos los Royal les pasa esto), y después de que Hartley por fin accede a ser su amiga al menos, pues él sigue detrás de ella porque su meta es acostarse con ella, ya que está convencido de que Hartley está interesada en él, aunque ella lo niegue.

Pero bueno, quitando esa parte, luego vemos como Easton parece darse cuenta de lo que vale esa amistad. Easton tiene sus adiciones, y el hecho de que Hartley descubra cuáles son no hace que su acercamiento mejore, sino todo lo contrario.


Easton es adicto al alcohol, a las peleas, y aunque ya no toma drogas, en un paso sí que lo hacía. El hecho de estar aburrido simplemente y emborracharse es lo que le va a traer problemas, con su familia, con Ella, con Hartley y con todo el que se encuentre en su camino. El Easton borracho es el que no me gusta, más que nada porque muchas de las veces ni siquiera tiene un motivo por el que beber, pero aún así bebe por diversión.

Gracias a este libro conocemos más en profundidad a Easton, sus pensamientos y sus miedos. Porque él era el niño mimado de su madre, y desde que se fue él se siente solo, e incluso muchas veces no ve que encaje dentro de su familia.
Llega un momento que incluso se plantea cuáles son sus amigos, y si realmente tiene a alguien que se preocupe por él como Reed lo hace con Ella, y viceversa. Es por eso que, aunque nunca ha sido de tener novia, ahora empiece a pensar que no estaría mal estar con Hartley, y no solo para acostarse con ella.


Hay muchos momentos a lo largo de esta historia un poco duros, tanto relacionados con Easton como con Hartley, y hace que se te encoja un poco el corazón. Llevaba mucho tiempo queriendo conocer más a Easton y ha sido llegar al final del libro y quería leer más sobre él. Sobre todo con ese gran final, porque madre mía. Si normalmente estas autoras escriben unos finales de infarto que te dejan con ganas de más, pues creo que con este se han superado, al menos a mí me lo parece, porque en este caso no me lo esperaba para nada. Y claro, necesito leer ya el siguiente libro.

Esta saga es de las que se lee de un tirón, de las que engancha no solo por los personajes sino también por la manera en la que está escrita. Y es que no puedes dejar de leer a los Royal porque quieres saber más de ellos.
Este libro es quizás en el que menos amor hay, ya que la relación entre Easton y Hartley es solamente de amigos, pero aún así se les coge mucho cariño, pero también acabas cogiéndole manía a otros. Y eso pasa también en los anteriores libros, es inevitable.


En resumidas cuenta, es una saga que engancha, y que si no conocéis aún a los Royal debéis hacerlo, aunque en mi opinión creo que este cuarto libro ha sido el que más me ha gustado, porque le he visto el menos previsible.

3,5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario