ÚLTIMAS RESEÑAS HECHAS

6 de junio de 2018

RESEÑA: 13 locuras que regalarte




- Título: 13 locuras que regalarte
- Saga: Volver a ti, 3
- Autora: Alice Kellen
- Páginas: 384
- Editorial: Titania



Autumn ha crecido en hogares de acogida y su pasado es como un lienzo en blanco. Sabe que es importante defender sus ideas, vivir al día y no aferrarse a las cosas, pero siente debilidad por «la casa azul», esa preciosa propiedad en la que años atrás vivía una familia que ella anhelaba desde lejos y que, ahora, está a punto de convertirse en un montón de escombros por culpa de la inmobiliaria de Jason Brown, un hombre al que no le gusta ceder el control ni salirse del camino correcto, a pesar de que su mirada clara esté llena de contención. Y, aunque Autumn pretendía evitarlo, Jason termina siendo un cosquilleo en la tripa, un beso robado, una atracción imprevista que ninguno de los dos puede frenar durante la noche de tormenta que cambiará y unirá sus vidas para siempre. Porque, a veces, los polos opuestos rozan. Y prende la chispa del amor y la locura.
Jason es el dueño de una inmobiliaria, y quiere tirar abajo varias casas para construir otras más modernas. Sin embargo, no va a ser tan fácil como negociar con varios constructores, porque cuando Jason acude a "la casa azul" para enseñársela a sus socios del proyecto se encuentra con un inconveniente. Autumn está encadenada a la casa y no deja de gritar que esa casa es un tesoro y que no la pueden destruir. 

Así es como Jason y Autumn se conocen, y en ese momento ninguno de los dos era consciente de lo que ese encuentro en "la casa azul" provocaría. A partir de ese momento sus vidas se unen, y aunque son dos polos opuestos poco a poco se irán conociendo y se darán cuenta de que a pesar de ser totalmente diferentes el uno del otro, juntos hacen una buena pareja. 


Jason es el único chico del grupo de amigos (Luke, Mike y Rachel) que todavía no tiene pareja, él tiene toda la vida planeada, cada segundo del día lo tiene planificado para que no haya imprevistos en su vida. Es muy perfeccionista y no se permite salir de su zona de confort. 
Es por eso que desde el momento en el que se cruza con Autumn tiene miedo de lo que ella pueda hacer en su vida. Es un chico con las ideas claras, pero que veremos que en el momento en el que algo se escapa de su alcance llega un momento en el que se niega a ver lo que ese pequeño descontrol en su vida le provoca. 
Jason está desconocido, y todo es por culpa de Autumn, ha entrado en su vida sin avisar, y el hecho de que ella sea un torbellino está acabando con él. No comparte los mismos ideales que ella, y ni siquiera vive como ella. No sabe lo que Autumn está provocando en él, porque no se permite pensarlo.

Autumn es una chica que vive el día a día, como si cada día pudiera ser el último, disfruta de las pequeñas cosas, y vive todo de manera muy intensa. Siempre está dispuesta a ayudar a los demás, aunque no le den nada a cambio, simplemente porque ella ve necesario el ayudar al prójimo. Esta y otras muchas acciones que hace son las que Jason no entiende. No sabe porqué actúa de ese modo, y ese es uno de los principales problemas. 

Los dos son muy diferentes, pero hasta que no llegue el momento en el que se comprendan y entiendan cómo es cada uno, no podrán convivir. 


Lo que más me ha gustado del libro ha sido la relación que se crea entre Autumn y Jason. Es una relación que empieza desde cero, que empieza bastante mal, pero que poco a poco veremos cómo se van dando la oportunidad de conocerse y cómo a pesar de las diferencias que claramente les separan, vemos cómo se va creando una bonita relación.
A lo largo de todo el libro veremos a varios Jason, e incluso a varias Autumn, y es que estos personajes van evolucionando, no solo porque las circunstancias les hagan cambiar sino porque como personas se hacen más maduros. 


Al principio, como ya he dicho, tenemos a un Jason con una vida muy organizada, y al final acabamos viendo a un Jason capaz de saltarse la rutina, no solo por amor, sino porque él se merece un poco de locura en su aburrida vida. Vemos el lado más tierno de Jason, y es que él tiene un gran corazón, sin embargo, solo se ha permitido cuidar de los que más quiere sin preocuparse por él mismo. 

Autumn es una chica que ha salido adelante como ha podido, después de ir de casa de acogida en casa de acogida al final encontró a una mujer que desde el primer momento la ha querido como si fuera su hija. A ella le gusta coleccionar momentos, y sobre todo coleccionar recuerdos de otras personas. Ella es una persona luchadora, y valiente, y que nunca ha dejado de luchar por las personas que quiere, y por los ideales que ella defiende. 


Reconozco que Jason siempre ha sido mi favorito de la saga, pero en este libro he tenido mis más y mis menos con él. Y me ha costado comprenderle, porque el chico es difícil y duro de mollera. Es verdad que sigue siendo de mis favoritos, pero ha habido momentos a lo largo de este libro que me he planteado realmente por qué me gustaba tanto en los otros libros cuando casi no le conocía. Porque este es su libro y es aquí donde por fin le conocemos. Y me alegro de haberle conocido cómo es realmente y no solo cómo es cuando está con los demás. 

Pero en este caso me quedo con Autumn, su manera de ser, y su personalidad me han encantado. Es una mujer increíble con la que me he reído muchas veces a lo largo del libro. Es totalmente opuesta a Rachel y Heather, y es por eso que para mí es la chica que más me ha gustado de toda la saga. Con ella vais a reír, pero también se os encogerá el corazón. Me he puesto muchas veces en su lugar, la he comprendido y la he acabado cogiendo mucho cariño. 


El libro en general me ha gustado, pero reconozco que al principio me ha parecido un poco lento, porque eran muchas páginas en las que íbamos conociendo a Jason y a Autumn por separado, y ha sido como llegar al final del libro y necesitar más páginas. Los últimos acontecimientos me han parecido de los más importantes, pero que estaban contados en pocas páginas y me habría gustado disfrutar más de esos momentos leyendo unas cuantas páginas más en las que todo ocurriera un poco más despacio. 

Ha habido algo que ha hecho que no acabe de encantarme el libro, y ya no sé si ha sido por el hecho de esas primeras páginas un poco más lentas, por el final tan rápido o porque me habría gustado comprender a Jason desde el principio. 

Todo lo que escribe Alice me gusta, y sin duda es un buen final de saga, además el hecho de que aparezcan los personajes de los anteriores libros es lo que más me gusta, cómo a pesar de que cada uno tiene su historia, son amigos, y en cada libro tienen su importancia. Además, os recomiendo leer, antes de este libro, "El día que dejó de nevar en Alaska" porque hay un pequeño cameo. 

4/5


Otros libros de la autora que te pueden interesar: (Pincha en la foto para ir a la reseña)


2 comentarios:

  1. De verdad que cada vez tengo más ganas de leer por fin algún libro de Alice Kellen... :)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Me encanto tu reseña , este libro me llama la atención sobre todo por su hermosa portada y con tu reseña me dio ganas de leerlo mas , espero que muy pronto pueda. Besos :*

    ResponderEliminar