ÚLTIMAS RESEÑAS HECHAS

27 de abril de 2017

Frases: Tan solo un segundo


Hola a todos, el martes subí la RESEÑA de este maravilloso libro, y hoy os traigo las frases que más me han gustado. A partir de la 30 quizás algunas puedan ser spoiles. 
  • Siempre hay que buscar la forma de avanzar, de crecer, de hacerte grande en todo lo que haces.
  • La vida es condenadamente corta...
  • Haz solo lo que te haga feliz. 
  • A veces me intriga saber por qué se molesta en preguntar si ya sabe la respuesta.
  • Podías conocer la verdad dentro de ti y aun así escoger ignorarla.
  • Al ponerme los patines, cada fibra de mi ser cobraba vida, vibraba. Sentía un amor tan grande por lo que hacía que sabía que había nacido para ello. 
  • "Mantén siempre la esperanza." Aunque a veces fuera casi imposible aferrarse a ella. 
  • En el deporte, como en la vida, tenías que ser consciente de que siempre habría quienes pudieran igualarte o superarte. 
  • Estaba cansada de luchar contra mí misma. 
  • Lucha. Lucha por lo que quieres, en cada cosa que haces y hasta el límite de tus fuerzas, para que cuando todo se desvanezca solo queden sonrisas de satisfacción y no remordimientos.  
  • Hacer lo correcto no debería doler tanto, ¿verdad?
  • Solo te pido que seas sincera contigo misma, que te olvides de todo y de todos y te limites a escuchar a tu corazón, por difícil que sea. 
  • Porque pese a todo continuara luchando por mí cuando ni siquiera yo mismo tenía fuerzas para hacerlo. 
  • Su dolor alimentaba mi furia. 
  • Grité por Nick y por mí, por nuestro pasado lleno de ilusiones rotas, por un presente que jamás creímos posible y por nuestro futuro perdido. 
  • Saber a lo que te enfrentabas te evitaba muchos problemas. 
  • Es difícil ayudar a quien no quiere ser ayudado, pero eso no hará que dejemos de intentarlo. 
  • Me sujetaba con fuerza durante horas como si temiera que pudiera desaparecer si me soltaba. 
  • Estaba segura de que ni en el infierno habría tenido más calor. 
  • Caer está permitido, ¡levantarse es obligatorio!
  • El cuerpo humano es algo extraordinario y aterrador al mismo tiempo, una máquina perfecta en su imperfección. 
  • ¿Cómo aprendías a vivir de nuevo cuando gran parte de ti había muerto?
  • - ¿Qué haces en el porche tan temprano? - ¿Ser el sol que ilumine tu mañana?
  • Era muy difícil obviar aquello que estaba presente en la gran mayoría de los recuerdos que compartías con otra persona.
  • Mis huesos sonaron, mientras otras heridas invisibles quedaron abiertas, como piezas perdidas que no lograba encajar en el puzle al que había quedado reducido mi mundo.
  • No puedes culparte por ser feliz. En ocasiones, de las peores experiencias a las que nos enfrentamos en la vida surgen nuevos horizontes, pero en nuestra mano está elegir el camino. 
  • Cómo podía dejar de sentirme tan mal por sentirme bien. 
  • Es como tener nuestro propio elfo doméstico.
  • El miedo es un freno. 
  • Es mejor lanzarse y perder que nunca haberlo intentado. 
  • Es un desperdicio vivir la vida a medias. 
  • Empezaba a hacerme a la idea de que iba a morir a base de duchas frías y con tendinitis en el brazo. 
  • Todo es muy fácil cuando se ve desde fuera. 
  • Su rostro se iluminó de tal manera que fue como si amaneciera por segunda vez en un mismo día. 
  • Las mismas personas que había intentado alejar desde el día que me desperté en la cama del hospital eran las que me estaban dando fuerza sin saberlo. 
  • Quería envolverla en mi calor, acunarla entre mis brazos hasta hacer desaparecer la angustia que traían consigo los recuerdos convertidos en pesadillas. 
  • Entendí que por mucho miedo que nos diera, y me daba auténtico terror, arriesgar el corazón era lo que nos daba la vida. Y esta no esperaba a nadie, seguía su camino, de nosotros dependía saber aferrarnos a las oportunidades que nos brindaba, para que así, en la última estación, no tuviéramos que preguntarnos "¿y si...?"
  • Pero si algo he aprendido es que hay que vivir el ahora. Es bueno pensar en el futuro, tener sueños, objetivos, aunque no hay que perder de vista el presente. Debemos aprovechar cada día al máximo de nuestras posibilidades, porque puede que mañana ya no podamos hacerlo.
  • El dolor nos convertía en seres egoístas y, muchas veces, crueles. 
  • Su sonrisa se amplió y fue como si el mismo sol me caldeara el corazón e iluminara hasta el último rincón lleno de negrura. 
  • A veces las palabras no eran suficientes para expresar lo que sentías. 
  • Reí hasta que las lágrimas velaron mis ojos y mi pecho se llenó con un grito liberador que rompió las cadenas que me tenían preso. 
  • La caída de unos significaba el ascenso de otros. Siempre habría alguien a la espera de que cometieras un error, que se alegrara por tus fracasos en vez de por tus victorias, o que no dudara en aprovechar la más mínima oportunidad de pisarte para coger impulso hacia su objetivo. 
  • Claro que lo que se ve desde fuera no siempre es reflejo de lo que ocurre de puertas para adentro. 
  • Estaba seguro de que si los besos marcaran, yo ya tendría su nombre grabado a fuego en la piel. 
  • Era como si llevara días perdido en el desierto y yo fuera el manantial de agua clara que saciaría su sed y lo salvaría de una muerte segura. 
  • Créeme, nada me gustaría más que pasar horas besándote hasta tener grabada la forma de tus labios, hasta descubrir cuántos sonidos distintos puedo arrancarte con el roce de mi lengua y de mis manos, para luego memorizar cada uno de ellos y convertirlos en mi melodía favorita. 
  • Durante los últimos meses había aprendido que la felicidad radicaba en uno mismo, en la forma en la que te enfrentabas al mundo. Las circunstancias influían, en especial si eran adversas y dolorosas, pero en tu mano estaba dejarte cagar por lo malo o abrir los ojos y buscar lo bueno. 
  • Pese a todo, si estabas atento, podías encontrar esa gota de felicidad escondida en las pequeñas cosas. Y que si las atesorabas una a una quizá, solo quizás, acabarían por formar un océano. 
  • Había llegado a adorar la forma en la que sus labios le hablaban a mi piel más alto que cualquier palabras. 
  • Todos tenemos cosas de las que no nos gusta hablar. 
  • Pocas cosas son realmente imposibles. La mayoría de las veces esa no es más que la excusa perfecta tras la que escudarnos. La forma en la que justificamos ante nosotros mismo, y ante los demás, el no habernos atrevido a perseguir nuestros sueños. 
  • Había aprendido que la felicidad debía aprovecharse en el momento en el que se presentaba. 
  • No entiendo cómo no te llegó la carta de Hogwarts, porque no me cabe la más mínima duda de que eres una maga y yo el afortunado muggle al que has hechizado. 
  • Algún día descubriría cómo lograba acariciar con las palabras. 
  • No es justo que me digas algo así cuando no puedo besarte. 
  • Los secretos... en ocasiones eran necesarios, mientras que otras veces mataban las cosas antes de que tuvieran la oportunidad de crecer. 
  • ¿De verdad piensas que puede haber un futuro para nosotros si eres incapaz de ser sincero conmigo, si no puedes fiarte de mí?
  • Un único comentario despectivo no es un problema, uno cada día es como un cáncer en tu mente, que la va corroyendo lentamente sin que apenas te des cuenta. 
  • Me abrazó con fuerza y desesperación, como si anhelara meterse dentro de mí y arropar mi corazón para protegerlo de tanto dolor. 
  • La violencia nunca debería ser la respuesta, aunque existen personas en este mundo que no se merecen seguir respirando. 
  • Una sola acción durante una situación límite no no define. 
  • La vida no es una película o un libro. A veces, en la realidad, la mejor manera de derrotar al malo no es matándolo o encerrándolo, sino siguiendo adelante, viviendo y consiguiendo ser feliz. A veces, la mejor manera de vencer es condenar a esa persona al olvido; porque si deja de importante, ya no tiene poder alguno sobre ti.
  • Y lo supe porque conocerte fue como emerger del agua y tomar esa ansiada bocanada de aire fresco, después de haber aguantado la respiración hasta que te ardían los pulmones y estabas seguro de que ibas a morir ahogado. 
  • No podía conformarme con menos que un infinito. 
  • La calefacción estaba encendida, pero habría bastado con una mirada para mantener alejado el frío. 
  • ¿Cuánto debía pesar la realidad de una persona para que lastimarse a sí misma fuera lo único que pudiera aligerar su sufrimiento?
  • Gracias por meterme bajo mi piel y aferrarte a mi corazón antes de que pudiera hacer nada para evitarlo. Jamás creí ser capaz de abrirme a nadie, de enamorarme.
  • Gracias por recordarme lo que es ser feliz. 
  • A veces necesitamos recibir un duro golpe para despertar. 
  • Porque a veces querer a alguien era dejarlo ir. 
  • Una cosa es perdonar y otra muy distinta olvidar.
  • Porque siempre estaba hecho de incontables ahora. 
  • Y tan solo un segundo podía contener un infinito. 

Bueno, pues como ya habéis comprobado, han sido muchísimas las frases que me han gustado. Así que por favor, dadle una oportunidad a este libro, porque a mí me ha encantado. 


4 comentarios:

  1. ¡Hola! Qué buena recopilación de citas :D A mí también me encantan y, después de leer las que nos has traído, me entran más ganas de leer el libro ^^

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te han gustado las frases estoy segura de que te encantará el libro. Espero que le des una oportunidad y puedas leerlo, porque merece la pena.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Hola, somos Natalia y Ángela del blog "Lectoras con vistas al mar" aquí te dejamos nuestro blog por si quieres que nos sigamos mutuamente lectorasconvistasalmar.blogspot.com.es
    nosotras ya te seguimos!
    Saludos 🌊

    ResponderEliminar
  3. Es un libro precioso. Mi frase favorita es: "Y tan solo un segundo podía contener un infinito". Me voy a tener que leer el libro de nuevo😁😁

    ResponderEliminar